El osito ayuda a mamá osa a barrer la nieve de la cueva.
-Así tendrás más sitio para jugar -dice mamá osa-.Que ya no eres tan pequeño.
-¡Mamá, cuando se grande quiero ser como tú! - dice el osito y estira sus brazos todo lo que puede- ¡Así, así de grande!
Cuando mamá osa se pone de pie parece que toca el cielo con la cabeza.
-Tienes que comer mucho si quieres ser tan grande como yo, le dice.
-Pues comeré muchísimo -responde el osito-, y seré tan grande que te haré rodar por la nieve.
Rodar por la nieve eres su juego preferido.
-Sí, algún día -dice su mamá riéndose-.
Pero todavía no eres lo bastante grande.
Y mamá osa le empuja par que caiga sobre la nieve y le hace rodar con suavidad.
El osito se sacude la nieve del pelo y le dice a su mamá:-Cuando sea grande quiero correr tan rápido como tu.
-Si quiere correr como yo tienes que empezar a practicar, le responde mamá osa.
Entonces el osito se lanza a la carrera y corretean deprisa como puede, pero sú mamá en seguida le alcanza.
-¡Corre, corre!, le anima.
¡No puedo más, mami!-dice el osito -.Todavía no soy tan grande.
-¿Quieres ser grande?,
pues ven conmigo -le dice mamá osa-.
Súbete a mi espalda.
El osito se sienta sobre la espalda de su mama, desde tan alto puede ver el horizonte blanco.
Y cuando se pone en pie y alza las manos casi puede tocar el cielo.
-Ahira sique eres grande le dice la mamá.
De pronto, mamá osa da un salto en el aire.
El osito ve como el mundo se mueve veloz bajo sus pies.
-¡Estoy volando como un pájaro !.Grita el osito. Y al ver donde va a aterrizar, agacha la cabeza y….

¡PLAFF!
Mamá osa se sumerge en el agua fría hacia el fondo del mar con el osito bien agarrado a su espalda.
-¡Así nadaré yo cuando sea grande!, le dice a su mamá.
El osito observa cómo nada su madre. Así aprende que tiene que hacer cuando se meta en el agua solito.
Mamá osa sale fuera del agua con el osito a su espalda.
¿De verdad seré como tú cuando sea grande?, le pregunta el osito a su mamá.
-Serás más grande aún -dice mamá osa -, correrás muchos rápido, saltaras mas alto y nadaras mejor .Pero yo no quiero que seas grande todavía.
¿Y por que no?,
pregunto el osito:.
Porque cuando seas grande no podrás sentarte en mi espalda, dice mamá osa mientras camina de vuelta a casa.
Después de revolcarse en la nieve, corre, volar y nadar, el osito esta muy cansado.
Pero cuando sea grande me seguirás abrazando como ahora,
¿Verdad mami? -dice el osito entre bostezos-.Quiero ser igual que tu cuando sea grande… pero no tengo prisa.
Mama osa acurruca al osito a su cuerpo y dice:
_Eso esta muy bien mi pequeño….
…porque eres perfecto tal y como eres .El osito se hace un ovillo en el vientre calentito de su madre, y los dos se quedan dormidos dentro de la cueva

Autores: David Bedford y Jane Chapman