En la navidad del año 2003-2004, me mandaron leer un libro en el colegio como tareas para las vacaciones. También debía hacer un resumen escrito de cada capítulo... y fue así, como a la edad de nueve años conocí a ese hombrecillo que día a día nos enseñó no sólo a mí, sino a mi familia también (pues lo leímos todos juntos), a ver las cosas con los ojos del corazón.

Poco a poco aprendimos a querer también a ese pequeño hombrecillo, que en algún lado del universo perdido entre quinientos millones de estrellas, ha hecho que para nosotros también suenen cada noche al contemplarlas como quinientos millones de cascabeles.

He aquí pues, mi invitación para que lo conozcas, para que descubras el secreto del zorro, para que encuentres esa rosa única y especial para ti en todo el universo... una rosa que te hará despertar de nuevo y descubrir en ti al niño que una vez fuiste...

Diego Alejandro Aroca
Enero 2004

 

 



Lilian´s Design

 

usuarios online

 



Versión Francesa del Principito